Metodología Docente

Organización y carga lectiva para el estudiante

En general, y de acuerdo con los criterios generales sobre ECTS aplicados en la Universitat Jaume I, se ha estimado el número de horas presenciales en el rango del 30% - 40% de la carga de trabajo del alumno. Dicha carga se fija en 37,5 horas semanales, durante 20 semanas en un semestre, 15 de ellas lectivas, y el resto dedicadas a la presentación de trabajos y exámenes. Esto supone 750 horas por cada uno de los dos primeros semestres, que corresponderán a 30 créditos ECTS. Con estos criterios, 2 créditos ECTS resultarán en aproximadamente una hora de clase presencial, y 4 créditos en dos horas por semana.

Para los estudiantes que no cursen complementos y tengan dedicación a tiempo total, la planificación se realiza un solo curso (dos semestres).  Buena parte de las materias obligatorias se realizan el primer semestre, y las materias de aplicación y el TFM en el segundo semestre.

Actividades de aprendizaje

Para alcanzar las competencias marcadas y definidas en este plan de estudios se han previsto las actividades de aprendizaje que se describen a continuación y que se dividen en dos grupos: actividades presenciales (que ocuparán aproximadamente el 40% de la dedicación total del estudiantado), y actividades no presenciales (aproximadamente el 60%).

Actividades presenciales

  • Enseñanza teórica. Exposición de la teoría por parte del profesor y alumno que toma apuntes o bien con participación del alumno (implica el uso de técnicas como: lección magistral, debates y discusiones, etc.).
  • Enseñanza práctica. Enseñanza/aprendizaje donde el alumno debe aplicar contenidos aprendidos en teoría. Incluye tanto clases de problemas y ejercicios como prácticas de laboratorio (implica el uso de técnicas como: resolución de problemas, casos, simulaciones, experimentos, uso de herramientas informáticas, etc.) y prácticas externas en contextos laborales.
  • Seminarios. Se trata de un espacio para la reflexión y/o profundización de los contenidos ya trabajados por el alumno con anterioridad (teóricos y/o prácticos).
  • Tutorías. Trabajo personalizado con un alumno o grupo, en el aula o en espacio reducido. Se trata de la tutoría como recurso docente de "uso obligatorio" por el alumno para seguir un programa de aprendizaje (se excluye la tutoría "asistencial" de dudas, orientación al alumno, etc.). Normalmente la tutoría supone un complemento al trabajo no presencial (negociar/orientar trabajo autónomo, seguir y evaluar el trabajo, orientar ampliación, etc.) (implica el uso de técnicas como: enseñanza por proyectos, supervisión de grupos de investigación, tutoría especializada, etc.).
  • Evaluación. Actividad consistente en la realización de pruebas escritas, orales, prácticas, proyectos, trabajos, etc. utilizados en la calificación del progreso del estudiante.

Actividades no presenciales

  • Trabajo personal. Preparación por parte del estudiante de forma individual o grupal de seminarios, lecturas, investigaciones, trabajos, memorias, etc. para exponer o entregar en las clases tanto teóricas como prácticas.
  • Preparar exámenes. Revisión y estudio para los exámenes. Incluye cualquier actividad de estudio: estudiar para el examen, lecturas complementarias, practicar problemas y ejercicios, etc.

Metodologías docentes

Acorde con las actividades anteriores, para la docencia se prevén las siguientes estrategias metodológicas:

  • Lección magistral. Método expositivo consistente en la presentación de un tema lógicamente estructurado con la finalidad de facilitar información organizada siguiendo criterios adecuados a la finalidad pretendida. Centrado fundamentalmente en la exposición verbal por parte del profesor de los contenidos sobre la materia objeto de estudio.
  • Resolución de ejercicios y problemas. Situaciones donde el alumno debe desarrollar e interpretar soluciones adecuadas a partir de la aplicación de rutinas, fórmulas, o procedimientos para transformar la información propuesta inicialmente. Se suele usar como complemento a la lección magistral.
  • Aprendizaje basado en problemas. Método de enseñanza-aprendizaje cuyo punto de partida es un problema que, diseñado por el profesor, el estudiante ha de resolver para desarrollar determinadas competencias previamente definidas.
  • Estudio de casos. Análisis intensivo y completo de un hecho, problema o suceso real con la finalidad de conocerlo, interpretarlo, resolverlo, generar hipótesis, contrastar datos, reflexionar, completar conocimientos, diagnosticarlo y, en ocasiones, entrenarse en los posibles procedimientos alternativos de solución.
  • Aprendizaje por proyectos. Método de enseñanza-aprendizaje en el que los estudiantes llevan a cabo la realización de un proyecto en un tiempo determinado para resolver un problema o abordar una tarea mediante la planificación, diseño y realización de una serie de actividades y todo ello a partir del desarrollo y aplicación de aprendizajes adquiridos y del uso efectivo de recursos.
  • Aprendizaje cooperativo. Enfoque interactivo de organización del trabajo en el aula en el cual los alumnos son responsables de su aprendizaje y del de sus compañeros en una estrategia de corresponsabilidad para alcanzar metas e incentivos grupales.
  • Aprendizaje a través del Aula Virtual. Situación de enseñanza-aprendizaje en las que se usa un ordenador con conexión a la red como sistema de comunicación entre profesor-alumno y se desarrolla un plan de actividades formativas integradas dentro del currículum.
  • Evaluación continua. La mayoría de las asignaturas del grado plantean más de un itinerario de evaluación, de forma que los alumnos pueden acogerse a un sistema de evaluación continua. Esta evaluación continua se realizará de diversas formas: controles de corta duración al final de cada clase; carpetas de aprendizaje; en asignaturas con gran carga de prácticas, éstas evalúan durante todo el curso, etc. En varias asignaturas se prevé que la evaluación continua se realice por la combinación de varias de las formas descritas.

Actividades de evaluación

  • Entrevista de tutorización y/o informe de expertos. Testimonio escrito por un profesional o tutor, a menudo en base a cuestionarios, donde se valora la competencia del estudiante. Puede incluir reuniones individuales o grupales para el seguimiento y valoración del proceso de trabajo realizado (además del resultado/producto).
  • Examen escrito. Puede ser de cualquiera de los siguientes tipos:
    • De desarrollo y/o problemas. Prueba escrita de tipo abierto o ensayo, en la que el alumno construye su respuesta con un tiempo limitado pero sin apenas limitaciones de espacio.
    • Tipo test. Prueba escrita estructurada con diversas preguntas o ítems en los que el alumno no elabora la respuesta; solo ha de señalar la correcta o completarla con elementos muy precisos (p.e. rellenar huecos).
  • Examen oral. Prueba de evaluación para medir, además de los conocimientos y comprensión, competencias relacionadas con la expresión oral.
  • Memorias e Informes de prácticas. Trabajo estructurado cuya función es informar sobre los conocimientos y competencias adquiridos durante las prácticas y sobre los procedimientos seguidos para obtener los resultados. Puede tener desde formato libre, a seguir un guión estructurado o incluso responder a un cuestionario prácticamente cerrado. Incluye la memoria de las prácticas externas.
  • Observación/ejecución de tareas y prácticas. Estrategia basada en la recogida sistemática de datos en el propio contexto de aprendizaje: ejecución de tareas, prácticas, etc. Puede ser en base a cuestionarios y escalas de valoración, registro de incidentes, listas de verificación o rúbricas que definan los niveles de dominio de la competencia, con sus respectivos indicadores (dimensiones o componentes de la competencia) y los descriptores de la ejecución (conductas observables). Puede incluir el control de asistencia y la participación en el aula.
  • Presentaciones orales y pósteres. Exposición y/o defensa pública de trabajos individuales o en grupo para demostrar los resultados del trabajo realizado e interpretar experiencias obtenidas.
  • Resolución de ejercicios y problemas. Prueba consistente en el desarrollo e interpretación de soluciones adecuadas a partir de la aplicación de rutinas, fórmulas, o procedimientos para transformar la información propuesta inicialmente.
  • Elaboración de trabajos académicos. Esta actividad contempla la elaboración de resúmenes bibliográficos, revisión de trabajos científico-técnicos, y otro tipo de trabajos relacionados con la profundización en algún tema del máster.
  • Proyectos. Esta actividad consiste en realizar un trabajo autónomo guiado por una planificación inicial de actividades, generalmente dirigido a la implementación parcial o total de un sistema informático.

Coordinación docente

La coordinación docente del Máster se lleva a cabo en la Comisión de Gestión del Máster. En la CGM hay un representante de cada módulo del Máster, y es el encargado de recoger las incidencias y problemas de coordinación entre las materias de su módulo. En la CGM se discuten dichas incidencias, así como los posibles conflictos entre los distintos módulos y las intensificaciones.